Calmar a niños hiperactivos

La hiperactividad es un trastorno que sufren los niños desde muy pequeños, los síntomas de esta enfermedad son muy significativos,  se pueden notar por su comportamiento inquieto. Muchas de las veces no solo es la falta de intranquilidad sino que también están acompañados de ataques de agresividad e impulsos no controlados.

Estos niños siempre están metidos en problemas ya sea en la escuela o en casa, a cualquier parte que van si los padres no tienen la suficiente atención se puede convertir en un problema grave.

Ademas de causar muchos problemas las llamadas de atención no son suficiente y muchas de las veces los padres pierden la paciencia y este problema es peor. Existen muchas técnicas para lograr calmar a un niño hiperactivo.

La técnica de la tortuga puede sonar algo absurdo por el título pero en realidad es algo muy eficiente y capaz de ayudar a miles de padres que estás pasando por muchos problemas debido a sus hijos hiperactivos.

La técnica de la tortuga esta creada para ayudar a niños en edad escolar y preescolar y se ha diseñado para que el niño aprenda a dominar sus actitudes, la técnica es muy sencilla y cualquier padre es capaz de enseñarle, vamos a ver de qué se trata.

  • Debemos enseñar a que el niño responda ante una mala conducta colocando su cabeza entre sus brazos como si se supusiera que él es una tortuga escondiéndose en su caparazón. Así el niño se dará cuenta cuando se porta mal y cuando no.
  • Lo segundo es enseñarle al niño que se relaje, una vez que el haya entendido que lo que hizo no está bien se le enseña a relajar los músculos ya que esto hará que el niño se calme.
  • Mientras su niño está en la posición de tortuga relajando los músculos usted hágale entender que lo que hizo no está bien y debe ser más cuidadoso la próxima

Esta técnica le ha funcionado a muchos padres, incluso con el pasar de los días el niño no esperara que usted le diga que ese ponga en la posición de tortuga sino que el solo lo hará viendo cada cosa positiva y negativa de los que hace.

Los niños imperativos suelen ser los que más llamados de atención reciben a cualquier lado que van, sea en la escuela o jardín por eso se les debe buscar algún tipo de solución para ayudarlos en su comportamiento.